Volver a Maipú

Aproximaciones al origen histórico de Maipú

“El caserío de Lo Espejo, escenario en el cual se selló el triunfo patriota y se consolidó la independencia de Chile, con el correr de los años fue denominado Maipú como municipio y luego villa, en los años de 1891 y 1897 respectivamente, en homenaje a la gesta libertadora.

Antes de 1891, no se puede hablar de Maipú como villa, pueblo, aldea, caserío o lugarejo, sino a lo más, como un hecho geográfico genérico y de uso extensivo: los llanos de Maipo – Maipú. La comuna, con entidad, con fisonomía propia y delimitada, tiene su origen el año 1891 y su reconocimiento como entidad poblacional en el año 1897.

Desde su fundación, ha experimentado notables cambios en su conformación territorial. Sobre todo aquéllos que se pueden denominar excéntricos. V gr.: Pudahuel y San José de Chuchunco. El núcleo de Maipú o el Maipú tradicional e histórico está constituido por los territorios del distrito de la Capilla o capilla de la Victoria. La localidad fue adquiriendo importancia y prestancia en la medida de recibir influencias nacionales, como por ejemplo, la política de creación de 195 municipios, uno de ellos Maipú y el proceso de industrialización y desarrollo demográfico nacional.

El municipio actuó como agente transformador de la realidad local, en función de sus roles administrativos representativos y a la utilización de presupuesto. En su desarrollo económico es posible advertir al menos tres fases bien marcadas, a saber:

a. Etapa agropecuaria: 1891 – 1940

b. Etapa agro-manufacturera 1940-1985

c. Etapa industrial y comercial-administrativa

El origen y desarrollo no responde a fenómenos estrictamente locales, sino que más bien nacionales. En este caso, su última fase reviste especial peligro por la pérdida de identidad y raigambre comunal que conlleva este proceso; considerando que la mayoría de nuestra población, ahora está constituida por “recién llegados” atraídos por las adecuadas condiciones de habitabilidad que actualmente presenta la comuna.

El carácter del origen y de su desarrollo hace necesario conocer, contemplar y admirar monumentos, relatos y arquitectura como una forma de reflexionar en torno a nuestras raíces e incorporar de alguna forma ese pasado a nuestros quehaceres como ciudadanos o vecinos maipucinos”

Texto correspondiente a las conclusiones de Ensayos de la Historia de Maipú. Material para la formulación del Currículum Escolar de Camilo Montalbán Araneda. Editores: Codeduc Corporación Municipal de Servicios y Desarrollo de Maipú y ECO -Educación y Comunicaciones. 1996. [en línea] http://portal.maipu.cl/w13/