Volver a Maipú

Antiguo cementerio parroquial

Al poco tiempo de la fundación de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Maipú, se crea el Cementerio Parroquial. Hasta antes de ese momento, los habitantes que morían debían ser enterrados en el cementerio de la Parroquia San Luis Beltrán de Barrancas, hoy Pudahuel. La fundación del cementerio de la nueva parroquia fue posible gracias a la donación de un terreno hecha por el vecino don Agustín Santiago Llona, en 1895. La comuna tenía 5.047 habitantes.

La primera ubicación estuvo en el Camino a Rinconada con la actual Av. Olimpo. ”… como á ocho cuadras de la iglesia parroquial, á orillas del camino que conduce á la Rinconada de Espejo” (fragmento del documento de donación del terreno). Las frecuentes salidas del río Mapocho y de canales del lugar, que inundaban la antigua propiedad de don Agustín Llona, obligaron a buscar un nuevo terreno para enterrar a los muertos.

El actual emplazamiento fue donado por la familia Pérez Canto en la primera década del siglo XX. Hasta fines de los años 60 tuvo su entrada en la esquina del Camino a Rinconada con Av. Victoria, en la parte baja del cerro. Para llegar al lugar de las sepulturas se debía subir por un sendero con una inclinación más o menos pronunciada. Después el ingreso se cambió a la posición actual, Av. Victoria con Maipú, en la parte alta de la colina. Una reja y un portón de fierro forjado, conseguidos por el ex alcalde don Alberto Bravo, en 1970, dan la bienvenida.

Leer documento con más información.

 
Recorrido patrimonial: