↑ Volver a Barrios y poblaciones

Imprimir esta Página

Población “Patrona de Chile”

En 1947 un grupo de trabajadores de INSA solicita a la empresa ayuda para comprar un lugar donde construir una población. La respuesta fue positiva y al año siguiente se compra el terreno que actualmente ocupan las viviendas. Correspondía a la propiedad de un oficial de la Fuerza Aérea de Chile y piloto de la recién creada Línea Aérea Nacional (LAN), comandante Humberto Díaz Plaza. Ese año, 1948, los trabajadores se organizan en una cooperativa y, después de la urbanización y del trazado de las calles, se inicia el proceso de autoconstrucción siguiendo un plano común para cada casa. Una agencia norteamericana de cooperación facilitó las máquinas para hacer los bloques de cemento que, mezclados con “tierra blanca”, abundante en Maipú, servirían para levantar las casas. La bodega donde se guardaban las máquinas y los materiales estuvo ubicada el final de la calle La Concepción donde se ubica la imagen de la Virgen.

Don José Pino Díaz y señora Marta Arancibia Vargas.

Durante varios años, los propios obreros, los fines de semana, construyen sus casas. La idea fue edificar las nuevas viviendas a través de un trabajo cooperativo. Todos se ayudaban y compartían la experiencia y la faena. Las primeras casas se empiezan a terminar aproximadamente en 1957. Sin embargo, el entusiasmo empezó a decaer y, en 1959, en la casa del presidente de la junta de vecinos, don José Segovia, en la calle Elizabeth Heisse 343, en esa época Calle 3, se realiza una asamblea de socios. Ante la dificultad para terminar todas las casas, deciden contratar una empresa constructora que termine la población. La CORVI se incorpora en esta última etapa y ayuda con el financiamiento a través de un préstamo con muy bajo interés y pagadero a 20 años. De esta forma, el proyecto iniciado en 1948 pudo ser terminado.

Don José Pino Díaz y la señora Marta Arancibia Vargas. Uno de los primeros matrimonios que llegaron a la población.

La Población Patrona de Chile fue construida con casas pareadas, sólidas, amplias y con un gran patio. En muchas de ellas quedaron construcciones de adobe de antiguos moradores del lugar. Fue una especie de “herencia” de los primeros habitantes del sector, que permaneció durante varios años en el patio de las nuevas residencias.

Esta población, que desde sus inicios tuvo un fuerte componente solidario, ha constituido uno de los barrios emblemáticos de Maipú con una dinámica actividad deportiva, cultural, religiosa y comunitaria. Don José Pino Díaz y su esposa, la señora Marta Arancibia Vargas, que aportaron gran parte de estos datos, fueron uno de los primeros matrimonios que llegaron a vivir en la población. Antes de la construcción de su vivienda definitiva, ya vivían ahí en una pequeña construcción de madera, en lo que es hoy el patio de su casa. Ellos recuerdan los primeros tiempos de esta población. La comunidad creada para la construcción se proyectó en un estilo solidario de convivencia, de participación y de celebraciones. Fiesta patrias, Navidad, Año Nuevo, cumpleaños, eran momentos en que los vecinos, las familias, se encontraban y compartían. Algunos de los primeros pobladores, artífices de este proyecto solidario, fueron Jacinto Granda, Hugo Méndez, José Segovia, Rafael Torrealba y otros más.

Está ubicada en la superficie limitada por Alberto Llona, por el poniente; Vicente Reyes, por el oriente; Elizabeth Heisse, por el norte, y Santa María, por el sur.

 

Fuentes:

Rafael Segovia, hijo del primer presidente de la Cooperativa de Vivienda “Patrona de Chile”

Don José Pino Díaz.

Señora Marta Arancibia Vargas.

Enlace permanente a este artículo: http://www.maipupatrimonial.cl/mp/?page_id=282