↑ Volver a Patrimonio

Imprimir esta Página

Monumentos nacionales

¿QUÉ ES UN MONUMENTO NACIONAL?

 “Son monumentos nacionales y quedan bajo la tuición y protección del Estado, los lugares, ruinas, construcciones u objetos de carácter histórico o artístico; los enterratorios o cementerios u otros restos de los aborígenes, las piezas u objetos antropo-arqueológicos, paleontológicos o de formación natural, que existan bajo o sobre la superficie del territorio nacional o en la plataforma submarina de sus aguas jurisdiccionales y cuya conservación interesa a la historia, al arte o a la ciencia; los santuarios de la naturaleza; los monumentos, estatuas, columnas, pirámides, fuentes, placas, coronas, inscripciones y, en general, los objetos que estén destinados a permanecer en un sitio público, con carácter conmemorativo. (…) (Ley Nº 17.288 de 1970, Art. 1°)

Templo Votivo y Muros de la antigua iglesia de Maipú

El Templo Votivo y los Muros de la antigua iglesia de Maipú tienen su origen en la promesa del pueblo de Santiago y sus autoridades, hecha el 14 de marzo de 1818, de levantar un templo en el lugar donde se consiguiera la independencia de Chile. Los muros corresponden a los levantados después de la victoria y abandonados en 1823. Posteriormente, sobre esos muros, se termina la llamada Capilla de la Victoria en 1892. Esta capilla, que pasó a ser el templo de la Parroquia de Maipú, estuvo en pie hasta el año 1974. Ese año se demuele y se dejan los muros originales. Ese mismo año se inaugura el Templo Votivo Nacional para “convertir al modesto templo de Maipú en un grandioso Santuario de la Patria” (Congreso Mariano de 1942)

En la construcción, diseñada por el arquitecto Juan Martínez Gutiérrez, “parecen haber dos universos conceptuales: el religioso que orienta la propuesta hacia un espacio configurado con un sentido procesional para la veneración de la Virgen, y el conmemorativo que define su lenguaje expresionista y su escala monumental.” (CMN)

El conjunto fue declarado Monumento Nacional el año 1984, a través del Decreto Supremo 645.

Cerro Primo de Rivera (Cerro Pajaritos)

Este pequeño cerro, llamado tradicionalmente “Pajaritos”, ubicado a la entrada del centro de la comuna, fue el puesto de mando del ala izquierda del ejército español durante la batalla de Maipú en 1818. El Jefe del Estado Mayor de la tropas realistas, el Coronel Joaquín Primo de Rivera, desde allípodía tener una amplia visión de las acciones. Esta colina fue tomada por asalto por el Ejército Patriota, capturando los numerosos cañones que allí se encontraban y obligando al retiro de los invasores.

Fue declarado Monumento Nacional, bajo la subcategoría de “Suceso histórico”, por el Decreto Supremo 66, de 1991.

Casa y parque de la quinta de Las Rosas

El parque y la casa de la Quinta Las Rosas de Maipú corresponden al antiguo fundo Loma Blanca, que fue comprado en 1885 por don Germán Riesco Errázuriz, presidente de la República entre 1901 y 1906, a la familia Llona. La construcción de la casa fue encargada en la década de 1890 al ingeniero José Luis Coo. La edificación es un volumen compacto, de estilo afín al victoriano. De dos pisos, presenta una fachada de composición simétrica en la que destacan dos altas ventanas que se extienden hacia el jardín que flanquean el pórtico de entrada. Una singularidad de este inmueble es el ascensor instalado en la esquina sur-poniente, que es similar aunque más sencillo que el que se encuentra en el Palacio Cousiño.

La construcción, ubicada en Av. Pajaritos con Camino a Las Farfanas, se inserta en un parque de una hectárea, aproximadamente, diseñado por el paisajista Jorge Dubois, autor entre otras obras del Parque Forestal. Entre las especies arbóreas presentes destacan encinas, palmas chilenas, araucarias, plátanos orientales, alcornoques y olmos. (Consejo de Monumentos Nacionales, CMN)

Monumento Nacional desde 1994. Decreto 325.

Palio del Cuasimodo de Maipú

Foto: Consejo de Monumentos Nacionales

Dosel portátil, sostenido por seis varas largas bajo el cual va el obispo o presbítero portando el Santísimo (la hostia consagrada). Es llevado por los Cuasimodistas en la entrada del templo y a la salida cuando comienza la procesión del Cuasimodo. Este palio es un regalo del Monasterio Carmelita San José de Santiago al Templo Votivo de Maipú y su fecha de fabricación es aproximadamente 1880, siendo utilizado en el Cuasimodo de Maipú y para la fiesta del Corpus Christi. Es un género bordado con la figura del Cordero adelante y un dibujo que representa el Espíritu Santo en su interior. Las dimensiones aproximadas son 2 m por 3 m y 2.5 m de altura.

Junto a otros objetos usados en esa fiesta religiosa (coche, custodia de madera y tres esclavinas) fue declarado Monumento Nacional, en la categoría Bien Mueble, el 26 de mayo de 2006 a través del Decreto 670.

 

Enlace permanente a este artículo: http://www.maipupatrimonial.cl/mp/?page_id=212

letrarestaurada_pop