«

»

Dic 22 2016

Imprimir esta Entrada

CAMPANA MAYOR DE CAPILLA DE LA VICTORIA. Inauguración de placa explicativa.

a_dcs_0646_aDesde el momento en que la sede de la Parroquia Nuestra Señora del Carmen de Maipú se trasladó a su actual ubicación, se exhibió -de distintas formas- la campana mayor de la anterior construcción parroquial demolida en 1974. Sin embargo, nunca se puso algún texto que la identificara, invisibilizando, así, la historia y el interés patrimonial de ese objeto. Para contribuir al conocimiento y puesta en valor de esa campana, nuestra agrupación Maipú Patrimonial propuso al actual párroco instalar una placa que recordara el valor de ese vestigio histórico del primer templo votivo.

El P. Orlando Torres M., acogió y apoyó significativamente esa propuesta, entregando ideas y preocupándose de la adecuada y digna instalación de esa placa. Asimismo, en la inauguración, y en la Misa posterior, agradeció a “Maipú Patrimonial” y manifestó su interés en seguir rescatando la rica historia de la parroquia.

El jueves 22 de diciembre de 2016 se inauguró esa placa recordatoria. Nuestro presidente, señor Jaime Mallea Peñaloza, en el discurso central, contextualizó la historia de esa campana y agradeció por llegar a ese momento. Por la riqueza del contenido de esa alocución, se reproduce a continuación ese texto.

“En un día como hoy, pero hace 125 años, el 22 de Diciembre de 1891, el Presidente de la República don Jorge Montt Álvarez, firmaba el Decreto Supremo Nº 68, que creaba la Municipalidad de Maipú, y por ende la Comuna de Maipú, sobre el territorio jurisdiccional asignado al nuevo municipio.

Fecha muy importante y significativa, queridos vecinos y amigos, porque solo tres meses después y unos pocos días, mejor dicho y más precisamente, 104 días después, se inaugura y bendice solemnemente, con la presencia de las máximas autoridades civiles, religiosas, diplomáticas y militares del país, más una impresionante multitud de ciudadanos, la Capilla de la Victoria o Iglesia Votiva de Maipú, en cuya torre principal se encuentran tres hermosas e impecables campanas de diferentes tamaños y sonidos, las tres grabadas en relieve con las siguientes significativas inscripciones. En la parte superior de cada una de estas tres Campanas se lee: “ABRIL 5 DE 1818 – BATALLA DE MAIPU”. Más abajo: “ABRIL 5 DE 1892 – IGLESIA VOTIVA DEL CARMEN”.

Esta naciente Capilla o Iglesia Votiva, sin atención ni personal religioso residente, sino dependiente entonces del Curato de Las Barrancas, más precisamente de la Parroquia San Luis Beltrán, se erige como memorial histórico y en cumplimiento de la Promesa hecha por el pueblo de Chile y sus autoridades, el 14 de Marzo de 1818 en la Iglesia Catedral de Santiago, ratificada más tarde, el 7 de Mayo del mismo año, por Decreto del Director Supremo de la Nación, General don Bernardo O’Higgins.

Pero las autoridades edilicias, encabezadas por el Primer Alcalde de esta localidad, don AGUSTIN LLONA ALBIZÚ, junto a vecinos y hacendados de este lugar, quieren algo más que una simple Capilla conmemorativa… Piden concretamente que aquí, en esta naciente comuna, se erija una Parroquia, con actividad religiosa propia y permanente, cuyo templo parroquial sea precisamente esta Iglesia Votiva o Capilla de la Victoria, recientemente inaugurada y bendecida.

La autoridad eclesiástica escucha y acoge este clamor, y es así como el Arzobispo de Santiago, Monseñor Mariano Casanova, por Decreto del 2 de Junio de 1895, Fiesta de Pentecostés, erige la primera Parroquia de Maipú, bajo la advocación de Nuestra Señora del Carmen, teniendo como sede y templo principal la histórica Iglesia Votiva o Capilla de la Victoria, asumiendo como su primer Cura Párroco, el Presbítero don Germán Gamboa Flores.

Es aquí entonces, a partir de esta fecha de 1895, cuando las tres campanas de la Iglesia Votiva, ahora Parroquia de Maipú, empiezan a tañer y repicar frecuentemente y en forma regular, para convocar a la feligresía de Maipú a las diversas ceremonias religiosas; para marcar las horas del rezo del Angelus tres veces al día: en la mañana, al mediodía y por la tarde al ponerse el sol; y también para despedir a los vecinos fallecidos o para saludar fechas emblemáticas o importantes como el Domingo de Pascua de Resurrección, la Navidad, la Fiesta Patronal de la Virgen del Carmen o el Tedeum del 5 de Abril.

Podemos decir y afirmar con propiedad, que desde entonces, el sonido y el repique de estas campanas, marcaban las horas y la vida de este tranquilo pueblo…

Pasan los años y el terremoto del año 1927 derriba la torre de la iglesia y su campana mayor que tenemos aquí a nuestro frente, cae desde gran altura, agrietándose completamente como la vemos hasta hoy… El viejo y alto campanario, fue reemplazado tiempo después, por uno más modesto y de menor altura, que nuevamente albergó las tres campanas, aunque ésta, la mayor, agrietada y dañada, cambió su diáfano y hermoso sonido original, por uno más grave y de menor pureza, debido a su irreparable fractura…

Esta Campana mayor, apodada por el antiguo y recordado Cura Párroco, don Alfonso Alvarado, como “La Carmela”, así dañada, era la que sonaba permanentemente, en las grandes y en las más sencillas ceremonias. El repique de las tres en conjunto, solo se escuchaba en las grandes solemnidades y en la Misa principal del domingo, y quien las hacía sonar, debía ser un verdadero artista y malabarista, para operar acompasadamente con los tres badajos, en un cansador y sincronizado movimiento…

Hoy, afortunadamente, esta, nuestra Parroquia Madre de Maipú, conserva esta reliquia histórica, y su actual Cura Párroco, le ha querido dar la dignidad y el sitial destacado que se merece, para recuerdo de las antiguas generaciones de feligreses, y para testimonio y conocimiento de las nuevas y futuras generaciones de vecinos y parroquianos… Lamentablemente las otras dos Campanas menores están extraviadas, desde la demolición de la vieja e histórica iglesia, y debiera ser una tarea de todos los que aquí estamos, ayudar a su ubicación y recuperación, pues son ellas valiosos objetos patrimoniales que no solo pertenecen a esta Parroquia, sino que también son un pequeño tesoro de esta comuna.

La Agrupación Cultural “Maipú Patrimonial” que tengo el honor de presidir, maduró e hizo suya en plenitud, una feliz iniciativa de nuestro entusiasta Tesorero y amigo, señor Manuel Suárez, para plasmar en una placa, la síntesis histórica de esta vieja Campana, desconocida e ignorada por muchos, sobre todo por los nuevos vecinos que indiferentemente transitan y pasan por este lugar… Trajimos esta idea al Cura Párroco, Padre Orlando Torres, quien de inmediato la acogió con entusiasmo y decisión y también se hizo parte de ella…

Pusimos manos a la obra, y hoy cristalizamos esta feliz iniciativa, con el descubrimiento y bendición de esta placa, agradeciendo también a otras instancias locales, como el Santuario Nacional de Maipú, que al saber de este esfuerzo, quiso también hacerse presente…

Tiempo pre-navideño de anhelante espera del Nacimiento del Niño Jesús, tiempo de villancicos y campanas, tiempo propicio para concretar esta idea, con el hermoso e imponente marco de la presencia de todos ustedes…

Gracias muy sinceras a nuestro querido Cura Párroco, Padre Orlando Torres, por valorar y plasmar en hechos concretos, el valioso patrimonio artístico y religioso que guarda y venera esta querida Parroquia. Tenemos otros ambiciosos proyectos similares y de envergadura, que con la ayuda de Dios y de la Virgen y la voluntad decidida de muchos de los presentes, esperamos hacer realidad en un tiempo prudente… Gracias a todos los miembros y colaboradores de esta Comunidad Parroquial.

Gracias también a nuestros Socios y Amigos de “Maipú Patrimonial”, por trabajar en forma entusiasta, abnegada, silenciosamente y sin recursos ni ayudas de ningún tipo, en el rescate, preservación y difusión de los pocos vestigios patrimoniales que hoy nuestro querido Maipú puede exhibir, rescatar y poner en valor.

Gracias a cada uno de los presentes: feligreses y vecinos, por ser testigos de este significativo e importante momento. De hechos y gestos simples como éste, se nutre el alma y la cultura de los pueblos.

A cada uno de ustedes, muchas gracias, y nuestros más cordiales y sinceros deseos de una muy Feliz Navidad, junto a todos vuestros seres queridos.

Nuevamente muchas gracias y ¡Viva Maipú!…”

El texto de la placa es el siguiente:

“CAMPANA MAYOR QUE PERTENECIÓ A LA CAPILLA DE LA VICTORIA O IGLESIA VOTIVA DE MAIPÚ, DESDE SU INAUGURACIÓN, EL 5 DE ABRIL DE 1892, Y LUEGO AL ANTIGUO TEMPLO PARROQUIAL DE NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN, DEMOLIDO EN AGOSTO DE 1974.

DURANTE 86 AÑOS CONVOCÓ A LA FELIGRESÍA DE MAIPÚ Y MARCÓ LAS HORAS PRINCIPALES DE ESE OTRORA TRANQUILO Y APACIBLE PUEBLO. A PESAR DEL SEVERO DAÑO QUE LE OCASIONÓ EL TERREMOTO DE 1927, REPICÓ, JUNTO A LAS OTRAS DOS CAMPANAS MENORES, HASTA LA DESAPARICIÓN TOTAL DE LA ANTIGUA E HISTÓRICA IGLESIA.

 PARROQUIA NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN – AGRUPACIÓN CULTURAL “MAIPÚ PATRIMONIAL” – DICIEMBRE DE 2016″

 

Ver galería fotográfica.

Enlace permanente a este artículo: http://www.maipupatrimonial.cl/mp/?p=2148

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

letrarestaurada_pop